2018: Perú ¡Es ahora o nunca! La recuperación económica tiene un solo gran reto

Como he comentado en anteriores artículos, este año 2018 deberíamos alcanzar un 4% de crecimiento del PBI, en base a las proyecciones del BCR; las condiciones del entorno económico para que se alcance dicha cifra están dadas: precios de minerales en alza (cobre, zinc, y oro) que harán que la inversión minera en el Perú recupere su nivel y genere crecimiento, lo que incluye nuevos proyectos; asimismo, la inversión pública en el sector construcción es mayor a la del 2017.

Por otra parte, el sector bancario ofrece condiciones financieras más flexibles para el sector construcción en comparación con años anteriores, lo que posibilitará que el sector privado invierta en construcción luego de más de 5 años de contracción en dicho sector.

El incremento de inversión en infraestructura (Reconstrucción con Cambios, Juegos Panamericanos, ampliación del aeropuerto internacional Jorge Chávez, Asociaciones Público Privadas); el dinamismo del sector agroexportador con la diversidad de mercados alcanzados y productos exportables, genera también proyecciones sumamente positivas. Considero que estos serán los motores que permitirán reactivar la Demanda Interna como resultado de los mayores ingresos de los peruanos, del ciudadano de a pie, sobre todo a nivel nacional.

Pero todas estas proyecciones dependerán de al igual que como se trabaja en los modelos econométricos, la variable “expectativas”, determinada principalmente por cómo los agentes económicos ven el entorno político – social. Por ello, es importante que los Poderes del Estado, Ejecutivo y Legislativo, reflexionen para lograr la unidad de nuestra nación. Trabajar en equipo es la única manera en que podremos desarrollarnos como sociedad, asegurando estabilidad social y política para que las condiciones económicas se den. Además, el Poder Judicial debe garantizar su independencia y actuar como exige la Ley.

Si bien es cierto existen aún temas por definir para que este trabajo en conjunto entre Ejecutivo y Legislativo se de, estos se deben solucionar lo más rápido posible, para generar las condiciones citadas en el párrafo anterior. Solo así propiciaremos que los agentes económicos se desarrollen en un ambiente de paz social y estabilidad política; de manera que podamos alcanzar el crecimiento esperado para este año del 4% del PBI y. además, que este sea sostenible en el tiempo, alcanzando cifras de 6% que permitirán que disminuyan los niveles de pobreza en la regiones más remotas del interior del país.

Para los emprendedores peruanos, este será el año de las oportunidades. Si piensan en desarrollar bienes y/o servicios para el mercado nacional, el 2018 plantea el escenario ideal, pues será el año del incremento de la Demanda Interna. Y por otro lado, quienes piensan en mercados internacionales, por ejemplo en agroindustria de exportación, también puedo visualizar que se desarrollarán clusters que permitirán que este tipo de negocios prospere vía integraciones.

Esto me permite ser optimista con el 2018. Creo que este será un buen año para los peruanos pero es necesario que trabajemos juntos para que las cosas sucedan, pensando en las generaciones futuras. Es nuestro momento, Perú. Aprovechémoslo.

(Visited 2 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.